Después de una crisis, independientemente, de cuál sea esta, pregúntate ¿es realmente malo todo lo que te tocó?

Para sanar, es importante perdonar. El proceso de perdón no consiste en decirlo de dientes para afuera sino de interiorizar.  Cuando interiorizas despiertas la alegría en tu vida y la cambias para siempre.

Toma un momento para ti e imagina la vida que quieres llevar, pregúntate qué deseas tener y esta es la respuesta a cómo quieres vivir tu vida. Sé ante todo específica y, por sobre todo, elige siempre disfrutar del proceso.

Piensa qué tipo de vida te gustaría tener ahora, con quién te gustaría compartirla, qué deseas hacer con tu tiempo libre, hay alguna formación que te gustaría concluir o alguna habilidad que te gustaría desarrollar, o acaso te gustaría viajar etc.  En otras palabras, describe tu estilo de vida ideal.

Si te gusta dibujar, haz un bosquejo de cómo se ve.  Si prefieres escribir, descríbelo en un cuaderno.  También puedes recortar fotos de revistas; el límite es tu imaginación.

Cuando imaginas tu estilo de vida ideal, estás realmente aclarando por qué quieres ordenar tu vida y empiezas a liberar tu mente para que esta se focalize en conseguir tus objetivos de forma clara, sencilla y con propósito.

El proceso de  visualización representa un punto de inflexión, así que considera seriamente el estilo de vida ideal al que aspiras.

Si deseas conocer más sobre mi Minicurso “Organiza tu vida y libera tu mente, pincha AQUÍ

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *