fbpx
Productividad sin estrés

La productividad sin estrés, es posible.

¿Te has preguntado cómo salir del caos, ser productiva y liderar tu emprendimiento sin estrés?

Como emprendedora ¿Estás respondiendo E-Mails, Whatsapp, creando cursos, lanzando eventos, publicando en RRSS, hablando en público y todo esto sola? 

Entiendo tu agotamiento y sé que tomar decisiones al azar es un ladrón de tiempo que te quita tu paz interna.

Esa angustia de querer estar en todos lados y no poder estar en ninguno a la vez, tiene que terminar de una vez por todas. 

Tener una estrategia para terminar con el caos mental extendido a tu negocio es ahora más urgente que nunca; necesitas crear tu plan de acción.

¿Cómo empezar a crear un plan de acción personalizado?

Observa el entorno que te rodea y escanea primero: Eres una persona diurna o nocturna, tienes hijos o no, estás en pareja o estás sola, cuentas con un equipo de trabajo o no, cómo tomas tus decisiones, quién te apoya, cuál es tu capital, qué metas quieres obtener etc.

No hay una única respuesta, pero si muchas variantes que necesitas considerar para elaborar tu plan de acción diario y convertirte en una persona productiva que dé soporte a tu estilo de vida.

En este artículo aprenderás que la productividad de ninguna manera está asociada con estrés. 

Productividad significa en su esencia natural dar paso a tus prioridades y abandonar las distracciones.

¡Empecemos!

¿Cómo emprender sin morir en el intento?

Como emprendedora tienes un gran sueño. 

Quieres impactar vidas, mejorar el mundo, tener clientes satisfechos y recurrentes.

Te preguntas cómo puedes convertirte en una líder desde el principio y construir un emprendimiento que crezca de forma sostenible.

Has aprendido muchas técnicas y tu educación es continúa. 

El camino de emprendedora a líder es un viaje de constantes aprendizajes.

Un viaje que empieza en ti alineando tus valores y tu misión que te permita despegar con tu idea sobre una base sólida y con una decisión de hacerlo diferente, a tu manera, respetando tus tiempos y tu espacio.

No hay una fórmula mágica que te  cambie la vida de la noche a la mañana.

Pero sí puedes trabajar en crear nuevos hábitos  para dejar de procrastinar y alcanzar la excelencia.

Grandes emprendimientos han pasado por prueba y error pero había una mente detrás que  CREÍAN EN SUS SUEÑOS cuando nadie más creía en ellas. Muchas emprendedoras digitales también han aprendido de experiencias fuertes que les ha obligado a tomar acción para cambiar el rumbo de su vida abandonando la queja y el quemeimportismo.

La gran mentira de emprender en digital

Independientemente, de todo lo que nos han contado allá afuera de que emprender es fácil y puedes hacerlo mientras te tomas una margarita en la playa, emprender significa, igual que ayer en el offline, ponerse metas claras, elaborar un plan de acción y empezar a accionar para que puedas medir, corregir y avanzar.

Tengo una noticia para ti: Ya eres parte de la globalización, ya eres parte del mundo online, únete a jugar en grande para dejar atrás un hobby y empezar a liderar un negocio.

Porque mientras te sigues preguntando cómo lograr ese camino sin estrés, diferenciarte de tu competencia y convertirte en una líder dentro de tu área, ya hay alguien más allá afuera que está tomando acción y plasmando tus sueños.  ¿Quieres realmente quedarte fuera?

Es hora de aprender a jugar como los grandes para obtener claridad hacia donde quieres ir y ajustar en el camino cuando algo falle. Empieza por preguntarte:

  1. ¿Qué diferencia a un emprendedor de un líder?
  2. ¿Qué significa para ti dirigir un emprendimiento?
  3. ¿Cuál es tu actitud para dirigir tu emprendimiento y, qué piensas de las personas?
  4. ¿Cómo ha cambiado tu  forma de dirigir tu negocio?
  5. ¿Qué resultados has obtenido hasta ahora?
  6. ¿Te dejas apoyar en tu proyecto? ¿En quién te apoyas?

Este es el comienzo de una serie de interrogantes, no para juzgarte sino para entender que es hora de hacer cambios radicales para dejar atrás la idea que emprender es un juego de publicar, salir en lives y mostrarte alegre todo el tiempo.

Mejor analiza:

  1. ¿Cuáles son esas decisiones que te agotan y no te permiten crecer?
  2. ¿Tus socios, tu familia te preguntan cuáles son tus planes a futuro?
  3. ¿Estás apagando fuegos constantemente: Reacción en lugar de Acción?
  4. ¿Necesitas apoyo de expertos?

Cuantas más respuestas positivas tengas, más claro está que necesitas un cambio de estructura y darte el permiso de dejarte acompañar.

¿Quieres realmente experimentar cambios en tu toma de decisiones? ¡Entonces sigue leyendo!

Es hora de despegar: Organiza y planifica

Organizar y planificar el funcionamiento correcto de tu negocio digital es urgente porque necesitas generar tiempo para empezar a desplegar y monetizar tus talentos al más alto nivel y mejor aún si lo haces acompañada de un equipo de trabajo que te sostenga.

Si ahora mismo te sientes agotada porque estás manejando absolutamente todo, tienes solamente 2 opciones:

  1. Empezar a tomar acción buscando a alguien que te acompañe en tu proceso de crear sistemas para simplificar y liberar tiempo tal como una coach de negocios online o
  2. Seguir en la misma situación perdiendo la oportunidad de tener más productividad en menos tiempo, necesario para tu descanso personal por ejemplo.

Una (tú) decisión puede hacer la diferencia: Entender qué significa realmente gestionar un negocio y qué tipo de mentalidad necesitas. 

Este es un paso importante para aprender a:

  • Motivar a tu equipo.
  • Soltar el control y traspasar la responsabilidad y dar seguimiento.
  • Cómo resolver problemas.
  • Cómo focalizarse en una meta en común.

¿Te das cuenta que esto va mucho más allá de repetir afirmaciones todo el tiempo sin una meta clara?

Estas son las 4 propuestas potentes que han sido la brújula de mi vida. 

4 Propuestas para mejorar tu productividad.

Comprométete contigo primero.

Crea y mejora tus hábitos todos los días 24/7 para que estos te acerquen más a tu meta. 

¿Quieres construir una disciplina de hierro dentro de tu negocio digital?

Estos son los pasos:

1. Planifica todos las semanas tus tareas.

Reconoce tu capacidad, disponibilidad y efectividad para llevarlas a cabo. 

Regla de oro Nr. 1: Define tus prioridades reconociendo cuáles son las actividades que mejorarán tu negocio a corto, mediano y largo plazo y bloquea esos espacios de tiempo en tu agenda sea esta digital o en papel. 

Etiqueta qué función cumple cada tarea:

  • Actividades estratégicas.
  • Actividades de producción.
  • Actividades genéricas.
  • Actividades de ocio.

Estas últimas son importantes y necesarias para regenerar tu creatividad. 

También es importante bloquear espacios vacíos para imprevistos que te permitan volver a ajustar el tiempo perdido.

Regla de oro Nr. 2: Una tarea a la vez. Abandona la multitarea que solo te distrae y te hace perder el foco de tu objetivo final.

Honra tus bloques de tiempo y comunica a tu familia, amigos que NO estás disponible.

2. Cuida los detalles, vende calidad.

¿Quieres diferenciarte? Aumenta la excelencia en tus productos y servicios. No necesitas copiar a tu competencia, la calidad hablará por sí sola. Sin embargo no te pierdas en la perfección.

Como  afirmaba el psicólogo y autor Harriet Braiker: “La lucha por la excelencia te motiva; luchar por la perfección es desmoralizante”

El perfeccionismo te cohíbe de experimentar, el aprendizaje y la capacidad de acoger lo desconocido. 

La excelencia, por su lado, es “la voluntad de ser sorprendido aprendiendo” en palabras de la antropóloga Angeles Arriend.

Mientras el perfeccionismo te paraliza, la excelencia está conectado con un propósito.

Permítete seguir un estándar de calidad orientado a la satisfacción y servicio al más alto nivel.

3. Cree y confía en tus capacidades.

Para ello actualízate, más aún ahora que el mundo digital camina a pasos acelerados.

Ampliar tus conocimientos aumenta tu seguridad en ti para enfrentarte a muchos más retos y volver a retomar la curva por si te equivocaras en el camino;  te convierte en una mujer de recursos intelectuales abiertos al cambio siempre.

Te da la confianza para defender tu postura y a tener una visión amplia para alcanzar tus metas con certeza y rapidez.

No solamente es una inversión en tu intelecto que refuerza tus conocimientos, tu poder de decisión, emitir tus propios juicios sino también verás un retorno monetario.

Una educación continúa permite que estés a la vanguardia de los cambios respondiendo a los desafíos con sabiduría y entendimiento contigo y con otros.

4. Trabaja en equipo, delega sin culpa 

Muchas emprendedoras digitales se quejan de largas horas de trabajo y de estar tomando decisiones solas.

Crear un equipo de trabajo desde el principio (también se puede hacer con pocos recursos) es fundamental para tener resultados mucho más rápido. Prepara a tu equipo con tus mismos estándares. 

Contar con un equipo no solamente aumenta la motivación sino que también disminuye los niveles de estrés. 

Sin embargo, dentro de un equipo es importante identificar fortalezas y debilidades de cada individuo, incluyendo las tuyas para sacar lo mejor de cada uno y ponerlo al servicio de un bien común.

El trabajo en equipo es un reto para fomentar la tolerancia y el respeto dentro de un grupo.

Y si quieres estimular la creatividad rodéate de gente creativa que vaya alineada con tus valores y objetivos empresariales.

Estos pasos aunque parecen muy básicos, nacen de un hábito que no es otra cosa que la acción de repetir una tarea hasta mejorarla, dominarla y anclarla hasta convertirlos en disciplina.

¿Te ha sorprendido algo de lo que has leído aquí? ¿Hay algo que ya estás implementando o te gustaría saber nuevas técnicas? Me puedes dejar en la zona de comentarios tu respuesta

Y si quieres conocer los conceptos básicos de productividad, en una masterclass de 30 min. te enseño lo que debes saber. Pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio