fbpx

Es tiempo de descansar

Los primeros copos de nieve ya comenzaron a caer y con ellos la alegría de los niños de armar sus primeros muñecos de nieve, mientras que para los adultos ésta es una época para abrigarse, preparar comidas calientes y cuidarse de los resfriados.

La magia de diciembre no solamente nos trae nieve, sino que también es un tiempo para disfrutar más en familia, al interior de nuestras casas y en sí, nos trae la oportunidad de interiorizar, descansar, crear y sacar de nosotros inspiraciones para dar forma a nuevos proyectos. Por lo tanto, considero que esta fase es muy importante porque en ella germina la semilla de la pasión que necesitamos poner a cada uno de nuestros actos.

Desde mis primeros años en Suiza, el invierno ha sido insoportable y me ha tomado muchos años reconciliarme con esta época del año. Mi reconciliación empezó cuando entendí que era necesario un tiempo de silencio para poder escucharme a mí misma.

Y al observar la naturaleza pude también entender la sabiduría que llevaba consigo este mes. Cuando comenzaba la primavera y las flores volvían a renacer después de que las semillas pasaban cubiertas de nieve, a temperaturas bajo cero me encantó ver que éstas comenzaban a germinar y a llenar de colores nuestros jardines. Otras plantas habían esparcido sus raíces y sus nuevos “hijos” aparecían tan radiantes dispuestos a embellecer el ambiente y continuar con el proceso de la creación. Esta transformación también la vivimos los seres humanos, somos cíclicos y cada fase lleva consigo una sabiduría innata que nos permite transformarnos continuamente y crecer a nuestro propio ritmo, adaptándonos al entorno, pero por sobre todo reconociendo la belleza que cada cambio nos ofrece.

Por eso bailo ahora bajo la nieve porque su ligereza, suavidad y temperatura me hacen recordar que el calor está dentro de mí, evolucionando para esparcirse cuando el fruto esté listo para germinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba