Escuchar es aprender del silencio, es saber callar, apagar las voces, los pensamientos que constantemente están en nuestra cabeza y es entonces cuando la magia del silencio se convierte en nuestro fiel compañero.

Para que la llama de esa magia se encienda es importante conocernos y esa es mi pregunta para ti que ahora mismo estás leyendo ¿Te conoces realmente bien?

Ahora, te pregunto y te pido que sin titubear respondas ¿Quién es tu prioridad número uno?

Si tu respuesta ha sido: Mi esposo, mis hijos, mis padres, mi vecino, mi mascota etc… etc…  continúa leyendo porque vas a conocer:

Cuatro pasos importantes para mejorar ese diálogo interno contigo misma:

  • ¿Recuerda cuáles son las cosas con las que más disfrutabas desde pequeña y te sacaban una sonrisa inclusive ya de adulta? Has una lista si es necesario. Una vez que mires esa lista reconoce cuáles de esas cosas aún te siguen causando satisfacción.
  • Solemos olvidar todas esas actividades, sueños que de niñas, fuera de la influencia del mundanal ruido, disfrutábamos tanto. Esas cosas, sin embargo, son nuestros primeros sueños infantiles que conectan con nuestra esencia primera y que nos dan una pauta para volver a conectar con esa inocencia alejadas de lo “políticamente correcto” que debemos hacer para ser exitosos en la vida, pero que nos ha traído más de una insatisfacción, un sabor amargo a no saber qué realmente queremos y quiénes somos. Vuelve a mirarte con la inocencia de niño, sin juzgarte solamente disfrutando de lo que haces.
  • Los intereses que tengamos y que cultivemos son también muy importantes porque ellos forman parte de nuestra personalidad y nos ayudan a crecer como seres independientes. Busca cuáles son esos intereses y atrévete a practicarlos sola. De seguro encontrarás otras actividades que puedas también hacerlo en compañía de tu familia. Pero lo primero es lo primero y es buscar espacios para “cambiar de aire”, respirar sola y recargar tus baterías y volver con equilibrio a vivir en familia y/o sola.
    Reconoce cómo comunicas tus deseos con tu círculo más cercano: ¿lo haces con miedo, te da pena molestar a los demás, te escondes bajo la fortaleza de tu pareja? Si reconoces alguno de estos miedos en ti, es ahora que empieces a expresar lo que piensas, sientes y si hasta ahora no lo has hecho, espera a ver la reacción de la otra persona, te sorprenderás.
  • Busca momentos para estar contigo a solas y tomarte una taza de café, disfrutar de la naturaleza, escribir etc. etc. Encontrar esos espacios es un bálsamo para el alma porque te invita a conectar con tu YO interior y acaricias la fuerza interna que tienes para sacarla a flote, ordenando tus ideas y dándole paso al corazón para abrirse a manifestar sus deseos más escondidos.

Aprende a conocerte a ti misma, buscando ese espacio para ti, para disfrutar en y con plenitud dando paso a tu voz interior para sacar a flote tus verdaderos deseos, tu esencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *