¿Nunca sabes dónde está tu cartera, tus llaves o esa cuenta importante que hay que pagar hoy día? No te preocupes no estás sola en este avatar diario, somos miles de personas en las mismas condiciones.

Cuatro consejos simples, pero poderosos para organizarnos:

Aquí te voy a revelar cuatro pasos para evitar el caos continuo y verás que con ello también damos espacio a nuestra mente para que descanse y se concentre en las actividades que son realmente importantes para ti.

  1. Convierte tu espacio exterior en un espacio en dónde te sientas cómoda, segura y pases los momentos más agradables de tu tiempo libre y/o puedas trabajar cómodamente y te inspiren para terminar tus tareas o crear algo nuevo.                                                                                                                                 Deja en tu casa, tu oficina los objetos necesarios, útiles y agradables a la vista que te serán de gran apoyo para dar a tu cerebro esa pequeña orden de: “Libero espacio en mi vida para dar paso a algo nuevo y maravilloso”.
  2. Archiva los documentos importantes que ya no necesites, pero que pueden ser útiles en un futuro por situaciones de impuestos, garantías, compras etc. Selecciona una capeta con registros para dividir a los documentos por su función y utilidad. No te olvides de colocar en la carpeta el año y el título de los documentos  que pones ahí; te será mucho más fácil y rápido encontrar tus documentos en años venideros.
  3. ¿Facturas sueltas? ¡Nunca más! Usa igualmente una carpeta en dónde colocas todas las facturas que te llegan y fija una fecha para pagar todas tus cuentas. Una vez que hayas logrado pagarlas, lleva otra carpeta y registros por mes para archivar tus facturas, nunca sabes cuándo las vas a necesitar nuevamente.
  4. ¿Comprobantes sueltos de compras? – ¿Te has planteado alguna vez llevar una contabilidad de tu casa? Ni no lo has hecho aún, es una buena opción para empezar y mirar tus finanzas y deshacerte de los tediosos comprobantes. Es como matar dos moscas de un solo tiro: Ordenas tu escritorio/cartera y tus finanzas a la vez.

Estos pequeños consejos no te llevarán mucho tiempo una vez que se conviertas en hábitos.

Deseo que esta guía se convierta en una pequeña ayuda para que el orden llegue a tu vida y tu cerebro adquiera práctica y le permitas descansar a tu mente y pares con la lista interminable lista de los “To do”.

¿No te parece maravilloso poder contar con más tiempo para ti y con espacios acogedores?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *